Jardín Kawachi Fuji: El lado artístico de la naturaleza

El jardín Botánico de Kawachi Fuji se encuentra localizado en la ciudad Japonesa de Kitakyushu. Su apariencia surrealista destila majestuosidad y un aire de misterio. El jardín abarca más de 1.000 metros cuadrados, desde mediados de Abril a mediados de Mayo se recomienda como un paseo imperdible donde la experiencia visual es exquisita.

Distribuidos en grandes enrejados pueden verse colgar coloridas composiciones de racimos de glicinas. Uno de los lugares más llamativos de este hermoso jardín japonés es sin duda el túnel de las glicinias (Wisteria). Del túnel de 80 metros de largo descienden racimos de glicinas blancas, rosas, amarillas y púrpuras; la visión es arrobadora. Por la tarde, el reflejo de las glicinas en el estanque adquiere una belleza etérea impresionante.

En Japón, las glicinas son conocidas como Fuji y son consideradas como una de las plantas florales más antiguas del archipiélago. Las Fuji, especie nativa de Japón, tiene seis variedades: Usubeni fuji (rosa claro), Murasaki fuji  (púrpura), Naga fuji (cascada larga que llegan a medir emtre 40 a 50 cm), Yae kokuryu (doble pétalos dragón negro), Shiro fuji (blanco) y por último una variante amarilla de glicina (cadena de oro o lluvia de oro común).

Las primeras cinco variedades florecen en el orden precedente entre mediados de abril a mediados de mayo, mientras que la última (cadena de oro) puede disfrutarse durante más de un mes.

En temporada de floración, la visión armónica de los racimos de glicinas irradian el lugar; las tonalidades sutiles de colores distribuidos artísticamente hacen que el visitante se lleve una imagen inolvidable del jardín botánico Kawachi Fuji. El jardín es un espectáculo natural por su belleza y exquisitez visual, así como lo inspirador del paisaje que atrae a miles de visitantes cada año.

 


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados